Publicado: 6 de Marzo de 2017 a las 09:56

Las terapias contextuales o de tercera generación suponen un replanteamiento contextual de la psicología clínica (incluyendo la psicopatología, la evaluación y el tratamiento), se trataría de un cambio de lógica en la psicología clínica.

El replanteamiento contextual es importante en el estado actual de la psicología clínica, donde siempre ha imperado el modelo médico que también se podría identificar como modelo del déficit, desde el que se supone que hay un déficit o disfunción psicológica en la base de los trastornos mentales, de manera que éstos requerirían de una técnica específica que reparara tal condición.

Desde la tercera generación, en relación a lo que concierne a la psicopatología, se ofrecen alternativas eficaces al diagnóstico, como por ejemplo, el trastorno de evitación experiencial, a la evaluación, ofreciendo el análisis funcional de la conducta, para que hago lo que hago, incluyendo en la categoría conductal los eventos privados de las personas, emociones, pensamientos… y por supuesto al tratamiento, tratándose ésta de una intervención experiencial donde los valores del paciente orientan todo el proceso terapéutico.

Desde la perspectiva contextual funcional, los problemas psicológicos y el sufrimiento humano, son entendidos en continua interacción con el contexto de las personas, su historia personal, su contexto cultural, así como su sistema socio-verbal (el lenguaje de referencia). En nuestra cultura occidental se nos alienta a que tengamos unos pensamientos y emociones “apropiadas o correctas”, un buen estado emocional y un bien concepto de uno mismo, como condiciones indispensables para poder tener una vida exitosa; sin embargo cuando esto no ocurre, nos encontramos con las dificultades e iniciamos una lucha para conseguir aquellos estados emocionales y pensamientos que la cultura nos ha enseñado a valorar como correctos, entrando en una espiral de lucha que en muchas ocasiones nos aleja de la vida que queremos tener.

En términos generales, se trata del abandono de la lucha contra los síntomas, proponiéndose en su lugar la aceptación y a la vez la reorientación y reconstruución del horizonte de la vida.

Este principio resulta fácil de enunciar pero difícil de llevar a cabo, de ahí la complejidad de estas terapias, las cuales requieren tener las ideas claras en varios sentidos (filosófico, conceptual y práctico). Dentro de las terapias contextuales o de tercera generación podemos encontrar:

  • Terapia de Aceptación y Compromiso
  • Psicoterapia Analítica Funcional
  • Terapia de Conducta Dialéctica
  • Terapia Conductual Integrada de Pareja
  • Terapia de Activación Conductual
  • Terapia Cognitiva con base en Mindfulness